Cirugía para la corrección del pie zambo en Adultos

Cirugía para la corrección del pie zambo en Adultos Equinovaro
Spread the love

El pie zambo es una deformidad congénita o adquirida del pie, la cual va a requerir de cirugía en casos especiales. Por ello, cuando el tratamiento convencional del pie zambo no es exitosa a largo plazo, es necesario considerar un tratamiento quirúrgico.

En la persona adulta, la deformidad de Equinovarus congénita de tipo idiopático es la más frecuente y por lo general es bilateral.

Así pues, a pesar de que la persona haya recibido un tratamiento conservador, esta deformidad congénita de tipo idiopático tiene una tendencia a la recurrencia tardía. Esto también ocurre con los casos de un pie zambo adquirido.

Si el pie zambo no se trata, toda la estructura del pie se ve agravada por las dislocaciones de las articulaciones. Además, los músculos se endurecen y también las articulaciones. Asimismo, debido a la carga incorrecta causada por la postura y la edad adulta, es necesaria una cirugía correctiva múltiple, porque la capacidad para caminar resulta ser limitante.

Por otra parte, el equinovaro adquirido tiene causas de tipo neurogénicas, como por ejemplo, la poliomielitis o la meningitis.

Contenido:


El pie zambo atípico

El pie zambo atípico son aquellos casos donde la corrección resulta ser más difícil. También la coexistencia de otras anomalías congénitas endurecen los ligamentos, cápsulas y otros tejidos blandos. Esto se debe a que el síndrome causa colágeno anormal. Entre estos síndromes se pueden encontrar: la arthrogryposis y la myelomeningocele entre otros.

Por esta razón, para llevar a cabo una corrección del pie zambo en estos casos atípicos es necesario recurrir a la cirugía cuando los métodos convencionales no son satisfactorios.

Es decir, cuando la corrección del yeso es incompleta y la deformidad residual no es satisfactoria, la intervención quirúrgica puede plantearse como opción.


Tratamiento del pie zambo

 radiografía pie zamboLa causa principal de la deformidad es debido al desequilibrio presente en los músculos de la pantorrilla. Esto combinado a que los huesos en el pie no se desarrollan con normalidad, provoca una visible alteración de la forma del pie.

El pie zambo es una deformidad que puede afectar solo a uno o ambos pies. Es decir, hay una dislocación del pie debajo del tobillo.

Esta deformidad tiene 4 elementos claves que están asociados a una torsión tibial interna.

Dichos componentes son: equino, varo, cavo y adductus. Por ello, se puede describir la forma que adopta el pie de la siguiente manera:

  • Equino: Pie caído. El pie se encuentra en flexión plantar.
  • Varo: Inclinado hacia adentro. El retropié está invertido, el escafoides está desviado y el hueso del talón y el astrágalo se encuentran deformados.
  • Cavo: Pie encorvado desde la punta del dedo hasta el talón. Es el gran arco medial que se forma. Esto es el resultado de la pronación del antepié con relación al retropié.
  • Adductus: Deformidad congénita o adquirida. Hay un desplazamiento, por lo que el pie se desvía medialmente, adoptando una posición de media luna.

Rolando M. Melendez, DPMAhora bien, esta deformidad del pie puede ocurrir en una proporción de una por cada 1000 nacimientos.

El grado de manifestación que presenta un pie zambo es variado, no obstante, se distingue de manera principal el congénito. Este puede ser idiopático, es decir, sin causa aparente.

También, el desarrollo de un pie zambo se puede producir a través de enfermedades nerviosas y musculares. En otras ocasiones es posible que se produzca una malformación del tipo de pie zambo después de una lesión.

Tratamiento convencional en niños

Este tratamiento comienza temprano, después de confirmar el diagnóstico. Para ello, se recurre primero a una terapia conservadora que permita la corrección del pie zambo.

Método Ponseti: La corrección del pie zambo se puede llevar a cabo en una etapa inicial, utilizando la técnica de enyesado de Ponseti. De esta manera, en la mayoría de los casos se consigue en el pie, una abducción completa y normal. Además, ayuda a prevenir recidivas y lo más importante, no crea un pie pronado.

Procedimiento quirúrgico menor (Tenotomía): Después de corregir el pie con el método Ponseti, es necesario completar el procedimiento. Así pues, cerca del 90% de los casos tratados lo van a requerir.

Por lo tanto, en el caso de que el tobillo no se puede mover más de 10 grados por encima de la posición neutral, es necesario realizar una tenotomía del tendón de Aquiles.

Este, es un procedimiento ambulatorio y seguro, el cual tiene mínimas o inexistentes complicaciones.

Tratamiento quirúrgico en adolescentes

Pie sambo adolecenteEn el caso de adolescentes, se puede elegir otros procedimientos, por ejemplo, optar por medidas correctivas en los músculos de la pantorrilla. Mediante este procedimiento se puede lograr un equilibrio del tren muscular.

Otras medidas posibles, son intervenciones en los tendones, para lograr una extensión o desplazamiento del mismo.

Cirugía en adultos: Triple artrodesis

reparación-del-pie-zambo-o-pie-equinovaro

Procedimiento: Esta cirugía implica la fusión de 3 articulaciones: la articulación calcaneocuboidea, la articulación subastragalina y la astragaloescafoidea.

Este es el procedimiento de estabilización más eficaz y una de las cirugías que da mayor satisfacción en cuanto a los resultados. Por ello, se utiliza para corregir deformidades congénitas o adquiridas.

El objetivo de este procedimiento es la de obtener un pie plantígrado, indoloro y que mejore la adaptabilidad funcional del paciente.

Pie zambo. Cirugía en adultos: Triple artrodesis

Por ello, esta cirugía puede ser una opción para la corrección del pie zambo:

Resumen de la técnica operatoria:

  1. Mediante dos incisiones en ambos lados del pie se exponen las articulaciones a tratar.
  2. Se retira todo el cartílago restante de las articulaciones.
  3. Se prepara todo para la fusión, donde la articulación se empaqueta con injerto óseo de otros huesos.
  4. Una vez que el injerto óseo ha sido colocado, se procede con la corrección del retropié, donde es llevado a una posición neutral.
  5. A continuación, luego de haber fijado el pie provisionalmente, se emplean tornillos o placas en cada unión para su fijación definitiva.
  6. Finalmente, las incisiones se cierran utilizando suturas.

Pie zambo y los deportes

Mia Hamm Corrección Pie Zambo Deportista miembro del equipo de fútbol femenino de Estados Unidos

Pacientes con pie equinovaro corregidos pueden ejercitarse como todos los demás. De hecho hay muchos buenos atletas con pie zambo corregidos.

Entre los deportistas que han tenido que superar este defecto de nacimiento se encuentra, Mia Hamm. Ella tuvo que superar el defecto de un pie zambo parcial, antes de convertirse en una de las mejores goleadoras del equipo femenino de fútbol de Estados Unidos.

Además, Charles Woodson, Lawrence Sherry, Freddy Sánchez son otros grandes deportistas que nacieron con pie zambo.

Y hay más, Jim Mecir, Kristi Yamaguchi, Troy Aikman, Pat Summerall, LeRoy Butler, ellos también tuvieron que hacerle frente a esta condición antes de convertirse en excelentes deportistas.


Pronóstico en el pie zambo

Una vez diagnosticado el pie zambo es importante dar inicio al tratamiento. Muchos casos pueden ser resueltos de una manera efectiva al utilizar métodos simples para la corrección del pie zambo.

Sin embargo, cuando el tratamiento convencional falla, la cirugía puede ser inevitable. No obstante, la cirugía no es sinónimo de un éxito completo, debido a lo complejo de esta malformación. Además, con el tiempo, puede haber una recurrencia del pie zambo.

Más aún, en aquellos casos donde la corrección en la infancia es insuficiente o nula, el pie zambo es más grave. Por lo cual, se pueden requerir de varias intervenciones quirúrgicas para los adultos con esta condición.


Nota finales sobre el pie zambo

Rolando M. Melendez, DPMSe sabe que al final del crecimiento las secuelas de esta deformidad estarán presentes durante la vida adulta.

Por ello, un pie zambo descuidado, una sobre corrección del pie zambo y la degradación de las articulaciones del pie, representan los casos más difíciles a los cuales se tiene que enfrentar un médico podiatra.

Finalmente, en los casos de pie zambo que no han podido ser corregido mediante los tratamientos convencionales, resulta inevitable que el paciente pueda evitar la cirugía.

Las alternativas pueden ser variadas, para estos casos atípicos y severos. Sin embargo, es necesario acudir a un médico podiatra para evaluar cuál debe ser el mejor procedimiento a seguir.


Spread the love

Leave Comment