Metatarsalgia y la Osteotomía de Weil percutánea como alternativa quirúrgica

Metatarsalgia y la Osteotomía de Weil percutánea como alternativa quirúrgica
Spread the love

El término metatarsalgia se utiliza con mucha frecuencia para definir un dolor en la planta del pie, específicamente en la región plantar y anterior del pie. Dicho dolor puede estar asociado a anomalías donde el apoyo de las cabezas de los huesos metatarsianos, produce un engrosamiento de la piel o callosidades dolorosas. A este engrosamiento se le conoce como hiperqueratosis y se produce por la acumulación excesiva de queratina en las capas externas de la piel.

Por otra parte, esta patología de manera frecuente afecta al segundo y tercer hueso metatarsiano (MT), incluso al cuarto hueso.

La metatarsalgia puede ser una consecuencia secundaria, relacionada con 3 grupos de factores etiológicos: enfermedades generales, alteraciones anatomo-funcionales y por causas traumáticas.

Con relación a los deportes, la metatarsalgia corresponde a una de las talalgias que afectan a los atletas. Esto se debe a las acciones más comunes al realizar las prácticas deportivas. Es decir, carrera, sprint, saltos, giros y paradas, las cuales pueden provocar una lesión.

En este artículo nos concentraremos sobre las causas mecánicas que producen esta patología. Asimismo, se especificará cual es la mejor técnica quirúrgica para tratar la mayoría de las metatarsalgias. Es por ello, que incluiremos la osteotomía de Weil como el tratamiento quirúrgico recomendado para este tipo de patología.

Contenido:


Valoración Clínica: Escala AOFAS

metatarsalgia: Valoración Clínica, Escala AOFAS La escala de AOFAS (American Orthopaedic Foot and Ankle Society) permite realizar una valoración de los huesos metatarsianos menores e interfalángicos. Así pues, con esta valoración se obtienen datos sobre el dolor, la función de los huesos del pie y el alineamiento.

Existen intervenciones asociadas las cuales están relacionadas con la metatarsalgia. Entre ellas se puede encontrar alguna de estas:

  • Buniectomía.
  • Osteotomía de Akin.
  • Tenotomía de aductor.
  • Hallux valgus.
  • Tenotomías de extensores y flexores percutáneas de los dedos centrales.

Por esta razón, la clave del tratamiento está en determinar de manera correcta los síntomas. De este modo, se puede identificar si el dolor procede de una alteración biológica, morfológica o mecánica.

Un médico podiatra puede determinar de una manera adecuada cual es la causa que genera el dolor sobre la cabeza de los huesos metatarsianos.


Causas principales de la metatarsalgia

Causas principales de la metatarsalgiaEste dolor afecta mucho más a las mujeres y aparece sobre todo al caminar. El dolor progresivamente se va haciendo cada vez más intenso, hasta que llega un momento donde la persona tiene que parar de caminar.

Asimismo, la metatarsalgia puede agravarse por el uso de calzado inapropiado, zapatos de tacón o zapatos con una punta estrecha. Esta patología se presenta acompañada de una callosidad en la zona plantar. Además, puede guardar relación con deformidades en los dedos.

La metatarsalgia no se puede relacionar con un diagnóstico en concreto, ni tampoco con un tratamiento en específico hasta no entender el origen que condiciona a esta patología.

Por lo tanto, el podiatra al tener un diagnóstico exacto, le permite planificar el tratamiento más adecuado, incluso la prevención de la metatarsalgia.

Para ello, se pueden clasificar las causas de metatarsalgia utilizando la categorización de Espinoza et al, la cual fue publicada en el año 2010. Esto corresponde a tres grandes grupos: metatarsalgias en primaria, secundaria y una tercera que corresponde a la iatrogénicas.

Rolando M. Melendez, DPM

Metatarsalgia: Causas según Espinosa et al

  1. Primarias: Aquí encontramos las insuficiencias del primer radio, protuberancias de las cabezas metatarsales y otras como la patología degenerativa, tumores o infecciones.
  2. Secundarias: En este grupo se encuentran, las patologías sistémicas que conllevan secundariamente a una alteración en el antepié.
  3. Causas iatrogénicas: En este último grupo se incluye las metatarsalgias que aparecen tras una intervención quirúrgica. Esto se puede deber a un cambio en la morfología y la biomecánica del pie.

Otra clasificación que resulta ser práctica es la de Viladot. Aquí también se utilizó tres grupos para clasificar las metatarsalgias.

Metatarsalgia: Causas según Viladot

  1. Causa de origen biomecánico.
  2. Enfermedades localizadas en el antepié.
  3. Sistemáticas (Causa por enfermedades sistemáticas).

En resumen, estas dos clasificaciones coinciden en la importancia de determinar las alteraciones de la biomecánica normal del pie como la causa principal del dolor producido por la metatarsalgia.

Deportes y la Metatarsalgia

metatarsalgia deporte deportistasEn los deportistas una irregularidad mecánica del pie pudiese contribuir al desarrollo de la metatarsalgia. Por lo que esta se puede presentar con inflamación.

El deportista al asistir a una consulta médica debido a esta inflamación, la exploración puede revelar una sensibilidad en los huesos metatarsianos afectados. Sin embargo, puede haber o no dolor en la articulación y en algunos casos, se puede presentar un edema.

En el caso de las personas poco activas, la metatarsalgia puede ser producto de la anomalía en la estructura del pie, un calzado inapropiado, el exceso de peso, una deformidad del pie, y por el envejecimiento.


Cirugía percutánea para tratar la Metatarsalgia de origen mecánico

Metatarsalgia: Osteotomía de Weil percutáneaPara tratar la metatarsalgia, existen diversos tratamientos no quirúrgicos como: medidas higiénico-postulares, la modificación o adaptación del calzado, utilización de plantillas ortopédicas de descarga metatarsal. Además se puede indicar el uso de ortesis flexibles para reducir la deformación en los dedos.

Sin embargo, cuando estas medidas son insuficientes, el médico podiatra puede evaluar la opción de un tratamiento quirúrgico.

Así pues, es necesario decidir sobre la técnica quirúrgica a emplear. Esto es debido a que existen varias soluciones quirúrgicas para la metatarsalgia.  No obstante, por lo general el médico podiatra puede optar por la osteotomía de Weil percutánea, ya que resulta ser una de las más efectivas.

Osteotomía de Weil percutánea

El objetivo principal de la osteotomía de Weil es lograr un acortamiento controlado del hueso metatarsiano y en los casos que corresponda utilizar una fijación rígida interna.

Por ello, mediante este procedimiento se logra un acortamiento de los huesos metatarsianos, lo que altera la morfología del antepié.  Esto permite una alineación metatarsal más fisiológica y eliminar el dolor.

Técnica quirúrgica

Cirugía percutánea para tratar la Metatarsalgia de origen mecánico

  • La intervención quirúrgica se realiza mediante un bloqueo anestésico de la zona del pie y con la ayuda radioscópica.
  • Se continúa con un abordaje mínimamente invasivo (MIS) dorsal.
  • Con la ayuda de una fresadora se realiza la osteotomía distal dorsal a plantar proximal.
  • Este procedimiento se lleva a cabo mediante un corte de 45º, y sin fijar la osteotomía.
  • Para finalizar la cirugía, se coloca un vendaje cincha metatarsiana. Asimismo, cinchas individuales para cada dedo, la cual se coloca en flexión plantar.

Otros tratamientos quirúrgicos

metatarsalgia otras cirugías

Otras cirugías para tratar la metatarsalgia son:

  • Alargamiento gastrosoleo
  • Osteotomías
    • Proximales
    • Diafisiarias
    • Distales
  • Artroplastias

Otro método empleado es el siguiente, luego de desplazar el fragmento en la Osteotomía de Weil, se procede con la fijación del hueso con tornillo de 2.4 milímetros.

También, se puede utilizar la osteotomía triple Weil cuando es necesario un acortamiento mayor del hueso metatarsiano.


Notas finales sobre la metatarsalgia

Rolando M. Melendez, DPM

Esta patología está entre los motivos de consulta más frecuentes relacionadas con la ortopédica del pie.

Es necesario que el deportista le indique a su médico podiatra si observa cualquier problema en sus pies. Ya que, esto puede afectar su vida deportiva y más si en algún momento le han aplicado un tratamiento previo.

Por lo tanto, es necesario que el deportista comprenda la importancia de utilizar el calzado deportivo adecuado.

Es necesario aclarar que la callosidad no es la causa del dolor. El dolor se produce por el apoyo repetitivo. Esto significa que quitar el callo no resuelve el problema.

Finalmente, evita los calzados ajustados, los tacones exagerados y zapatos con la punta estrecha. En caso de presentar un dolor en la planta del pie, acude al médico podiatra para diagnosticar tu caso. Una visita a tiempo, siempre es la mejor manera de prevenir futuras complicaciones.


Spread the love

Leave Comment